Método BLISS: Una guía para una alimentación saludable para tu bebé

Será importante entender en profundidad qué es este método concreto de introducción a la alimentación complementaria, las características que tiene y sus beneficios y riesgos para que cada familia pueda decidir si lo elige para su bebé.  BLISS viene de las siglas en inglés Baby Led Introduction to Solids lo cual, en realidad, tiene un significado muy parecido a Baby Led Weaning pero lleva inherente unas características añadidas.   

Sí aún no tienes claro en qué consiste BLW, te recomendamos visitar nuestra página al respecto antes de continuar leyendo. 

¿Qué es el Método BLISS?

¿sientes que quieres hacer mejoras en tu dieta o las comidas familiares? Déjame acompañarte con una consulta de nutrición personal o para toda la família

El método BLISS nació en New Zealand alrededor del 2015 como un método de alimentación complementaria para la nutrición de los bebés.  Se había visto que existen ciertos riesgos asociados a cualquier proceso de alimentación complementaria, y se buscaba atender y mitigarlos al máximo.  Se tomaron los principios del BLW y se añadieron tres características fundamentales para mejorar los resultados de este método de alimentación complementaria mediada por el/la bebé.   Se puede decir que el método BLISS es BLW pero con “extras”.

El método BLISS nació en New Zealand alrededor del 2015 como un método de alimentación complementaria para la nutrición de los bebés.  Se había visto que existen ciertos riesgos asociados a cualquier proceso de alimentación complementaria, y se buscaba atender y mitigarlos al máximo.

Se tomaron los principios del BLW y se añadieron tres características fundamentales para mejorar los resultados de este método de alimentación complementaria mediada por el/la bebé.   Se puede decir que el método BLISS es BLW pero con “extras”.

Los principios detrás del Método BLISS

Un/a bebé iniciando un proceso de introducción a alimentos puede sufrir de: 

  • deficiencias de hierro ya que las necesidades de este nutriente se ven muy aumentadas alrededor de los 7-8 meses de vida.
  • atragantamientos o arcadas por no estar preparada/o para comer alimentos con texturas diferentes a la leche, por no tener un adulto atento todo el tiempo mientras está comiendo, por distracciones, por sus habilidades bucales…
  • una reducción en su ritmo de crecimiento por ingerir menos calorías en comparación con cuando estaba exclusivamente alimentado/a por leche materna o fórmula infantil.

Estos tres posibles problemas que pueden surgir durante el proceso de la alimentación complementaria se pueden solventar, respectivamente, con las tres características únicas del método BLISS:

  1. Incluir alimentos ricos en hierro en el menú diario.
  2. Asegurar una textura y una forma adecuada de cada alimento que se le ofrece al/la bebé.
  3. Cuidar de incluir solo alimentos de alta densidad nutricional en el plato.

Beneficios del Método BLISS para bebés y padres

Las primeras comidas de nuestro/a bebé son acontecimientos emocionantes.  Todo es nuevo.  Como madres y padres nos sentimos con una responsabilidad enorme detrás de cada decisión que tomamos al respecto – si sólidos o papillas, si éste alimento o el otro, cómo cocinar, cómo cortar, en qué momento ofrecer etc. 

Encontrar un método u otro que nos sirva de guía y cuya teoría detrás nos conforma confianza, da mucha tranquilidad.  El método BLISS, a igual que otros métodos avalados por ciencia y con una descripción detallada de los pasos a seguir, proporciona seguridad de que estamos alimentando bien a nuestro/a peque y que estamos iniciándonos con la alimentación complementaria con buen pie.  Este método tiene en cuenta, no solo las necesidades nutricionales de esta edad y etapa de desarrollo, sino también el hecho de que estamos forjando una relación inicial con la comida.

Recetas ricas y saludables para el inicio de la alimentación complementaria o baby led weaning

Encontrar un método u otro que nos sirva de guía y cuya teoría detrás nos conforma confianza, da mucha tranquilidad.  El método BLISS, a igual que otros métodos avalados por ciencia y con una descripción detallada de los pasos a seguir, proporciona seguridad de que estamos alimentando bien a nuestro/a peque y que estamos iniciándonos con la alimentación complementaria con buen pie.  Este método tiene en cuenta, no solo las necesidades nutricionales de esta edad y etapa de desarrollo, sino también el hecho de que estamos forjando una relación inicial con la comida.

Una de las ventajas que BLISS ofrece a los/as bebés es asegurar un buen aporte de nutrientes, destacando el hierro por encima de todos.  Además de ésta ventaja, el método BLISS le quita a los/as cuidadores la presión de tener que ofrecer un volumen calculado de comida o una proporción determinado de macronutrientes.  Este método invita a confiar en la leche como base de su nutrición durante los meses iniciales y en el instinto de sobrevivencia de los/as peques que les anima a cubrir lo que les puede estar faltando con los alimentos ofrecidos.

A las padres y las madres, el método BLISS ofrece la tranquilidad y seguridad necesaria para, entonces, poder gozar del proceso de alimentación complementaria. 

Alimentos recomendados para el Método BLISS

Una lista cerrada de alimentos puede parecer de utilidad para cualquier familia a la hora de buscar una guía de por dónde empezar con la introducción a sólidos para su bebé.  Si ya me vas conociendo, te harás la idea de que yo no soy muy partidaria de ofrecer contenido cerrado y dogmático como una “única manera de nutrir bien a tu bebé”.  Hay muchas formas de realizar una alimentación complementaria (con papillas, con trozos, mixto, BLW o BLISS) y estoy segura que la mayoría llevarán a resultados estupendos a la hora de nutrir a tu bebé.  

Dicho esto, si te resuena este método BLISS, será importante respetar las tres características que la define mediante la inclusión de ingredientes como: 

Alimentos ricos en hierro –  huevos, higos secos, uvas y ciruelas pasas, cereales integrales (especialmente mijo), legumbres, alga dulse, verduras de hoja verde (pero no todas son aptas para bebés ¡cuidado!), levadura nutricional, pipas de calabaza, patatas, cerezas, albaricoque, manzana, pera, naranja, fresa, almendras, nueces, castañas, lechugas, zanahorias…

Alimentos con una forma adecuada – alargada, que se puede agarrar con la mano entera y que sobresalga por encima de dicho agarre.

Alimentos con una textura adecuada – que sean suficientemente sólidos para que se el/la bebé los pueda tomar con la mano pero suficientemente blandos para que se puedan chafar con la lengua contra el paladar.  Ya aprenderá a masticar con las encías pero el método BLISS quiere asegurar reducir al máximo las incidencias con arcadas. 

Bliss pagina 3 scaled

Alimentos con una textura adecuada – que sean suficientemente sólidos para que se el/la bebé los pueda tomar con la mano pero suficientemente blandos para que se puedan chafar con la lengua contra el paladar.  Ya aprenderá a masticar con las encías pero el método BLISS quiere asegurar reducir al máximo las incidencias con arcadas. 

Por último, se recomienda evitar por completo todo alimento que sea a base de lo que llamamos “calorías vacías”.  Será importante incluir comidas que ofrecen vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y/o ácidos grasos esenciales en poco espacio.  Ésta sería la definición de un alimento de alta densidad nutricional.  El boniato, el huevo entero, la fruta y verdura de temporada, el aceite de oliva, aguacate, semillas trituradas, mantequillas o “untables” de frutos secos, son ejemplos muy usados para cumplir con esta característica de BLISS.

En este enlace ofrezco una descripción de los alimentos recomendados para seguir este método pero recomiendo, siempre, que se siga el orden estipulado en el planning de los 3 Pasos.

En este enlace ofrezco una descripción de los alimentos recomendados para seguir este método pero recomiendo, siempre, que se siga el orden estipulado en el planning de los 3 Pasos.

Ventajas nutricionales y emocionales del Método BLISS

Como podrás imaginar, el método BLISS busca adaptarse exactamente lo que necesita tu bebé en el momento de iniciar la alimentación complementaria proporcionando los ladrillos para su crecimiento y desarrollo.  Tiene en cuenta que cuando empiezan a comer sólidos, los/as bebés ingieren poca cantidad de comida por lo que es extremadamente importante acertar con la calidad de lo que les estamos ofreciendo.  Aplicando BLISS nos aseguramos reducir al máximo el riesgo de deficiencias nutricionales en esta etapa de crecimiento y de, sobretodo, hierro.  (1) Se ha tomado la teoría y las observaciones obtenidas del BLW y se ha adaptado a la ciencia actualizada de hoy en día.  (2)

Los beneficios emocionales del método BLISS se asemejan a los del método BLW (ver página dedicada a este método) en cuanto a que se permite la autonomía y la curiosidad innata de tu peque desde el primer momento.  Se anima a desarrollar confianza en la mesa lo cual abre a la oportunidad de probar alimentos nuevos a lo largo de su vida sin miedos ni dudas.  Todo esto, a la larga, promueve la instauración y mantenimiento de una buena relación con la comida y, como consecuencia, un buen estado nutricional del adulto que crecerá. 

Preguntas frecuentes sobre el Método BLISS

¿Qué es la diferencia del método BLISS y el BLW?

BLISS sería un BLW con las tres características añadidas de incluir alimentos ricos en hierro, cuidar la forma y la textura del alimento para reducir las incidencias en la mesa y asegurar la inclusión de alimentos de alta densidad nutricional.  Por el resto, ambos métodos, en teoría, son iguales.  

¿Es el Método BLISS adecuado para todos los bebés?

A priori, todo bebé es apto para probar este método.  Eso sí, puede ocurrir que, en la práctica, BLISS no va bien para algunos peques.  

A priori, todo bebé es apto para probar este método.  Eso sí, puede ocurrir que, en la práctica, BLISS no va bien para algunos peques.  

Puede ocurrir que el desarrollo psicomotor no es suficiente como para que se sienta solo/a en una sillita, que agarre bien un alimento, que lo lleve a la boca, que maneje la comida sólida dentro de la boca pero que sí necesita nutricionalmente complementar la leche con algún alimento.  En estos casos, se tendrá que ofrecer papillas y, si el/la bebé las acepta y las digiere bien, entenderemos que le estamos cubriendo unos requerimientos que tenía su cuerpo.  Con el tiempo, desarrollará las habilidades necesarias para sentarse solo/a, tomar la comida con la mano, llevársela a la boca y masticar y, entonces, podremos probar con alimentos más sólidos.

Reuniones ñam ñam: un lugar para compartir y aprender en tribu, junto a otras mamás y papás que desean nutrir mejor a su bebé con alimentación complementaria o baby led weaning

¿Puedo mezclar papillas, BLW y BLISS?

Sí, no hay problema ninguno con ofrecer papillas en algunas comidas a lo largo de la semana cuando se está implementando el método BLW o BLISS.  Tu bebé no se confundirá.  Los adultos también comemos texturas varias y es muy bonito que toda la familia comparta una misma receta en la comida.  Eso sí, es posible que tu bebé aún no maneja bien la cuchara o un alimento tan líquido por lo que necesitará ayuda para alimentarse.  

Sé que hay corrientes de alimentación complementaria más “puristas” o “dogmáticas” que sostienen que no se debe NUNCA ayudar a tu bebé en la mesa pero, personalmente, no me caso con esas teorías.  Según su personalidad, una ayuda de un adulto puede evitar una escena de frustración. 

BIBLIOGRAFÍA

(1) Impact of a modified version of baby-led weaning on iron intake and status: a randomised controlled trial. BMJ Open. 2018 Jun 27;8(6)

(2) Baby-Led Introduction to SolidS (BLISS) study: a randomised controlled trial of a baby-led approach to complementary feeding.  Nutrients. 2018 Jun 7;10(6):740.

¿Tienes dudas? Escríbeme

Política de Privacidad

La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable Carolina Maria Harboe. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 3/2018 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD), sobre protección de datos. Sus datos no se comunicaran a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.

En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, indicando sus datos personales mediante un email a [email protected]. Para más información sobre protección de datos, consulta nuestra Política de Privacidad.

FORMULARIO DE CONTACTO
Introduce aquí tus datos, por favor. Los campos marcados con un asterisco (*), son obligatorios para poder tramitar tu solicitud. Gracias.
Política de Privacidad

La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable Carolina Maria Harboe. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 3/2018 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD), sobre protección de datos. Sus datos no se comunicaran a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.

En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, indicando sus datos personales mediante un email a [email protected]. Para más información sobre protección de datos, consulta nuestra Política de Privacidad.

Baby Nutrition by Carolina Harboe